Ciruelas asadas

Ciruelas asadas

Qué calificación crees que merece esta receta?

Estas ciruelas asadas han sido una revelación en mi cocina. Son tan buenas, fáciles de hacer y polivalentes, que no puedo resistirme a compartirlas con ustedes.
Se pueden servir frías, como postre, añadiéndoles un par de cucharadas de yogur natural, nata o helado. Incluso puede utilizarlas para rellenar crepes, bizcochos o unas ricas tostadas francesas.

Pero servirlas templadas como acompañamiento de carnes como cerdo o caza, le asegurará el éxito con sus comensales dándole un toque de distinción a su menú.

¿Se anima a prepararlas?

Ingredientes

  • 800 gramos de ciruelas (Tienen que estar firmes)
  • 200 ml de agua o zumo (Yo utilicé zumo de ruibarbo, pero el de manzanas o el de arándanos le va genial.)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 ramita de tomillo o romero
  • Anís estrellado (opcional)
  • El zumo de medio limón

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200º
  2. Lavar y secar las ciruelas. Cortarlas por la mitad con un cuchillo bien afilado, separar y quitar el hueso.
  3. Disponer las ciruelas sin pelar en una fuente refractaria. (Es importante que se hagan en una sola capa.) Añadir el agua o el zumo elegido, el extracto de vainilla y espolvorear el azúcar por encima.
  4. Colocar la ramita de tomillo sobre las ciruelas y el anís estrellado si optó por ponerlo. Cubrir la fuente con papel aluminio y hornear entre 20 y 25 minutos, o hasta que las ciruelas estén suaves. (Tienen que quedar tiernas, pero enteras.)
  5. Retirar las ciruelas del horno, quitar el papel aluminio y dejar enfriar a temperatura ambiente. Una vez frías las meterlas dentro de la nevera y sacarlas 30 minutos antes de servir.

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Loading Facebook Comments ...