Col lombarda rehogada con manzana

Col lombarda rehogada con manzana

Qué calificación crees que merece esta receta?

La col lombarda o repollo morado es uno de los muchos tipos de crucíferas que podemos conseguir en nuestra verdulería habitual. Se puede consumir cruda o cocida, como ensalada, como guarnición o como esta buenísima crema ideal para servir como primer plato.

Propiedades y beneficios del consumo de col lombarda

• Posee un antioxidante llamado antocianina que protege el corazón, el sistema inmunológico y la vista. Este antioxidante es el que le proporciona ese bonito pigmento violáceo a la col.
• Es rica en potasio, y pobre en sodio, lo que la hace muy aconsejable en casos de hipertensión y retención de líquidos, debido a su efecto diurético. También contiene en menor cantidad, fósforo, calcio, magnesio, hierro, yodo y cloro.
• Es una gran fuente de vitamina C si se consume cruda pues con la cocción se pierde bastante. También es rica en vitamina A.
• Igual que las demás verduras de hoja, la col constituye un alimento sumamente apropiado para los diabéticos puesto que soportan extraordinariamente bien su contenido en carbohidratos, quizás por facilitar su aprovechamiento las materias auxiliares, que actúan de forma análoga a la insulina.
• Gracias a su escaso aporte calórico es muy aconsejable su consumo en dietas de adelgazamiento. Después de tomar un plato de crema de lombarda, se sentirá saciado y con menos ganas de picar entre horas.
• Tiene propiedades antiinflamatorias y se aconseja su consumo en casos de atonía intestinal o estreñimiento crónico.
La col lombarda rehogada con manzanas, pasas y piñones es una receta tradicional que se suele servir como acompañamiento de distintas carnes en época navideña. ¿Pero por qué relegarla sólo a esa época si podemos disfrutar de ella siempre que la encontremos en el mercado?
Es un plato económico, fácil y rápido de preparar y tiene ese saborcito dulzón que lo hace tan adictivo. Además puede servirlo como plato único o como guarnición.

Ingredientes

  • 1/2 col lombarda
  • 2 manzanas golden
  • 1 puñado de pasas
  • Piñones al gusto
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Col lombarda rehogada con manzanas

 

Preparación

  1. Cortar la col lombarda en tiras finas, lavar bien con agua fría corriente, escurrir y reservar.
  2. Pelar y laminar los ajos. Reservar.
  3. Hidratar las pasas en un poco de vino blanco.
  4. Lavar las manzanas, pelarlas y cortarlas en dados. Reservar.
  5. Poner un chorrito de aceite de oliva en una sartén amplia. Dorar los ajos laminados e incorporar los dados de manzana. Rehogar un par de minutos y añadir las pasas. Reservar.
  6. En una sartén bastante amplia y profunda (tipo wok) rehogar la lombarda muy bien escurrida durante 10-15 minutos revolviendo de vez en cuando.
  7. Añadir 200 ml de agua, un poco de sal y continuar la cocción tapando la sartén y a fuego bajo. Cuando se haya consumido el agua compruebe el punto de cocción. Si la lombarda está blandita, agregue la manzana con pasas y ajos que tenía reservada. Si ve que aún le falta, ponga un poco más de agua y siga cocinando la lombarda hasta obtener una verdura tierna.
  8. Dorar los piñones en una sartén e incorporar a la lombarda.
  9. Servir su col lombarda rehogada con manzanas templada como plato único, o como guarnición.

 

 

4 Comentarios

  1. Pues me parece una cierto combinar esta col con manzana.

  2. La cocina de Mar says:

    La lombarda con manzanas y pasas es un plato que no falta nunca en mi mesa navideña, normalmente como guarnición aunque se la terminan comiendo como plato principal…jajajaj. es que es una combinación perfecta.
    Besitos, preciosa

    • Hola Mar: Este es un plato que conocí en España y fue todo un descubrimiento porque es super sencillo de hacer, económico y muy rico.
      Besos miles.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Loading Facebook Comments ...