Crema de calabaza y albahaca

Crema de calabaza y albahaca

Qué calificación crees que merece esta receta?

Las cremas o purés de verduras son platos ricos y nutritivos que deberían estar presentes en nuestra mesa durante todo el año. Aunque es en invierno cuando el cuerpo más los agradece o echa en falta, en caso de que no se lo proporcionemos.
Al estar elaborados básicamente de verduras y algún lácteo, nos aportan una buena cantidad de minerales y vitaminas, además de fibra. Aunque también podemos añadirles carnes o pescados, lo que nos dará como resultado un plato completo y lleno de nutrientes, ideal para ofrecer a niños y adultos.
Por su parte, la calabaza es un alimento bajo en calorías y tiene un alto contenido de agua, lo que la hace muy apropiada en dietas de control de peso. Además su consumo nos proporciona una buena cantidad de fibra, por lo que resulta idónea para combatir el estreñimiento y la retención de líquidos.

Ingredientes

  • 1 kilo de calabaza
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 1 manojo de albahaca fresca
  • 800 ml de agua
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Pelar la calabaza, quitarle las semillas y cortar en dados de dos centímetros aproximadamente. Lavar bajo un chorro de agua fría y reservar.
  2. Limpiar el puerro cortando las hojas verdes de un extremo y las raíces que están al otro. Hacer un corte fino y longitudinal para quitar la capa exterior y finalmente hacer un corte en equis en cada extremo, lo que nos permitirá retirar cualquier vestigio de tierra al lavarlo bajo el agua corriente.
    Secar el puerro con papel de cocina y trocear.
  3. Poner un buen chorro de aceite de oliva en una cazuela profunda. Cuando el aceite esté a buena temperatura incorporar el puerro cortadito y el diente de ajo. Sofreír un par de minutos a fuego medio, hasta que todo vaya adquiriendo un tono dorado.
  4. Añadir la calabaza y rehogar otro par de minutos. Cubrir las verduras con el agua y cocinar con olla tapada durante 20 minutos aproximadamente o hasta que la calabaza esté tierna.
  5. Retirar del fuego, añadir el queso crema y salpimentar al gusto.
  6. Vaciar las verduras y el líquido a la licuadora. Incorporar unas cuantas hojas de albaca fresca y triturar hasta obtener un puré suave. (Si prefiere un puré muy fino, páselo por el colador chino.)
  7. Rectificar de sal y servir la crema de calabaza y albahaca bien caliente decorado con unas gotas de aceite de albahaca o picatostes.

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Loading Facebook Comments ...